miércoles, 9 de diciembre de 2009

Los 500 musulmanes más influyentes del mundo del año 2009

El documento es una excelente obra editada en inglés. El resultado ha sido una herramienta útil e innovadora a su vez que hace del gran trabajo de sus autores una obra clave para la difusión del Islam en todos sus aspectos.
En dicho documento se introduce la religión islámica, se habla de la diversidad en el islam, la historia de la religión musulmana, los personajes más involucrados en la religión, la educación, la mujer en el islam, la sociedad y los jóvenes musulmanes, el desarrollo, arte y cultura… También se mencionan a personajes destacados en el mundo islámico como catedráticos, reyes, cantantes, científicos, políticos, etc.

Podeis Descargar el archivo AQUÍ. No tiene desperdicio.

domingo, 8 de noviembre de 2009

La igualdad y la justicia en el Islam

El Islam es la religión de la verdad, la justicia y la igualdad. Igualdad en los derechos, en los deberes y las responsabilidades; igualdad ante la justicia, no hay preferencia entre las personas sino en la devoción y lo que aporten de beneficios cada uno a su pueblo.
« Oh, gentes! Os hemos creado de un varón y de una mujer y hemos hecho de vosotros pueblos y tribus, para que os conozcáis unos a otros. Para Dios, el más noble de vosotros es el que más le teme » (Corán 49: 13)    

No hay privilegios para un estrato social, etnia, color o familia; todos son iguales (todos son hijos de Adán y Adán fue creado de barro). El noble, ante la justicia y la verdad, es igual que los demás; no tiene preferencia alguna, así como los sabios y los que poseen riquezas abundantes u ocupan puestos influyentes.    

El derecho a la igualdad es una realidad práctica en el Islam y representa el espíritu de la legislación islámica. He aquí ejemplos de igualdad ante la justicia:    ·

Durante la vida del Profeta Muhammad (La Paz y las bendiciones sean con él) ocurrió que una mujer de Majzúm robó y por ello fue condenada. Los Quraishíes (de la tribu de Quraish) se encontraban bastante preocupados por la cuestión y se preguntaban: ¿Quién podrá interceder por ella ante el Enviado de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él)? Alguien dijo: "Nadie salvo Usama bin Zaid, pues es el más querido por el Mensajero de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él).   

Usama intercedió por aquella mujer ante el Mensajero de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean con él), quien dijo: "Acaso pretendes interceder ante una sentencia prescrita por Dios?".  

Acto seguido se levantó y exhortó a la gente: "Ciertamente, lo que llevó a los pueblos anteriores a vosotros a la perdición y la destrucción fue que dejaban libre al noble cuando robaba. Juro por Dios que si Fátima, la propia hija de Muhammad, habría robado le habría cortado la mano".    

El clan de Majzúm era la gente más noble de Quraish, sin embargo su nobleza no les sirvió, ni tampoco les dio preferencia sobre cualquiera de los musulmanes, pues todos son iguales ante la verdad.    

Es conocida la historia del hijo de Amr bin Al ‘As, cuando azotó a un copto. El copto no aceptó la humillación sabiendo que el Islam es justo. Viajó desde Egipto para presentarse ante el Califa Omar bin Al Jattab. Al contar lo sucedido, el Califa pidió de inmediato la presencia de padre e hijo en Medina. Les hizo comparecer junto al copto; luego, pidió a este que azotase al hijo de Amr; así lo hizo y quedó satisfecho. Pero Omar no lo creyó suficiente; indicó al copto que, si lo deseaba, podría azotar también a Amr en su calvicie, ya que su hijo no hubiera hecho aquello sino estuviese cobijado por la autoridad de su padre, aprovechándose de esto con altanería. El copto no lo hizo, porque ya estaba satisfecho. Omar había establecido claras las bases, para cualquiera que quisiese abusar del poder. Después de darles esa lección, Omar exclamó su famosa frase:    

"Cómo esclavizáis a la gente, cuando sus madres los engendraron libres".    

Estos son algunos ejemplos de la igualdad en el Islam, igualdad que no distingue entre el fuerte y el débil, ni entre el blanco y el negro, tampoco del árabe y el de otra raza.   


Fuente : Islamenlinea.com

viernes, 25 de septiembre de 2009

ÁRABES, BEREBERES Y MUSULMANES

Habitualmente la gente no sabe diferenciar a los musulmanes por su origen y los mete a todos “en el mismo saco”. Cuando se comenta, por ejemplo que los beréberes no son árabes, podemos observar caras de sorpresa. Efectivamente, todo el mundo ha oído hablar alguna vez de los beréberes, pero ¿Quiénes son? Son los nativos del Norte de África y no se sabe con exactitud su procedencia. Es la raza más antigua y numerosa del África septentrional. Se extienden desde Marruecos hasta el desierto de Egipto. Antes de que llegasen los árabes (cuando se expandió el Islam) ellos ya estaban allí hace miles de años. También, los guanches de las Islas Canarias eran beréberes que llegaron allí desde las costas de Marruecos y se aislaron durante cientos de años. Poseen su cultura y lengua propias, que nada tienen que ver con la de los árabes. Los beréberes pertenecen al tronco racial camita (los árabes son semitas), al cual también pertenecen los vascos, con los cuales comparten algunas proteínas sanguíneas, además de decenas de palabras idénticas. Parece ser que las dos lenguas tienen un origen común. Muchos de ellos están mezclados con los árabes, de forma que resulta difícil distinguir unos de otros. Sin embargo, existen numerosas zonas donde los beréberes viven en comunidades más o menos puras, en las cuales conservan tradiciones de gran valor etnológico.
Los beréberes son musulmanes, puesto que practican el Islam como otros pueblos de la Tierra. Cuando los árabes llegaron, abrazaron el Islam y formaron una comunidad única.
Para el observador occidental, todos los marroquíes son iguales, por ejemplo. Pero sin embargo, solo se puede decir de ellos eso, marroquíes. Poseen una misma nacionalidad, pero diferentes orígenes, pues pueden ser árabes o beréberes y éstos a su vez difieren culturalmente mucho. No son iguales los beréberes del norte a los del centro o los del sur. Es como en España, culturalmente no son iguales los gallegos a los manchegos, por ejemplo. Lo mismo sucede en Argelia, Túnez, Libia o Egipto.
Así, lo que quiero decir es que les une la nacionalidad y el Islam, pero en definitiva, son un crisol de culturas y pueblos que forman una nación única, que es la musulmana. El Islam une a los pueblos, incluso aunque en sus territorios vivan personas de otras creencias. Podemos encontrar en Marruecos una importantísima comunidad judía, muchos de ellos son sefardíes, que fueron expulsados de Al Andalus, tras el terrible genocidio del que pocas veces se habla, cometido por los Reyes Católicos y sus herederos descendientes (recordemos que la expulsión definitiva y masiva de los moriscos que fue en 1609) y no olvidemos que al mismo tiempo los pueblos indígenas de América, fueron también masacrados.
Por lo tanto no se debe confundir al Islam con un tipo cultural concreto. La mayoría de la gente piensa que los musulmanes son árabes. Sin embargo, los árabes solo representan un 15 % de todos los musulmanes y sin embargo, algunos árabes son cristianos. Solamente los chinos musulmanes (que son una minoría en su país), ya son más que todos los musulmanes del Norte de África. El Islam no tiene nacionalidad ni distingue fronteras, razas o sexos. Hay musulmanes argentinos, españoles, malayos, indonesios, blancos, negros, indígenas americanos, orientales, occidentales,...
Esta es una de tantas maravillas del Islam. Sin embargo hoy en día observamos a los países musulmanes divididos y fragmentados. Los beréberes reclamando la independencia y sus señas de identidad cultural propia, los árabes enfrentados con ellos. Marruecos contra Argelia, Argelia contra Marruecos, el conflicto del Sahara. Irak contra Kuwait. Estados que aparecen de la nada tras un largo periodo de colonización. Los unos contra los otros. Estas cuestiones de independencias, jamás fueron un problema en el Islam. El Islam tiene como precepto el respeto y la consideración de todas las culturas. Y es cierto que existen fronteras entre países islámicos, pero existe una conciencia global de pertenecer a una entidad única: LA UMMA MUSULMANA. Una única nación a la que todos pertenecemos.
Y todo esto ¿Por qué? Como dijo Napoleón: “Divide y vencerás” , eso es exactamente lo que hicieron los países colonizadores en el territorio islámico. El Islam promueve la Justicia y la igualdad y eso no se puede tolerar por parte de las potencias que dominan el mundo, que lo colonizan expoliando a sus territorios y a sus gentes. Así que se propusieron acabar con el Islam enfrentando a los musulmanes entre ellos mismos. Pero nunca conseguirán acabar con nosotros, porque nosotros tenemos un alianza con el mejor de los aliados, con el más Grande...
También hay que decir, que nosotros también tenemos parte de culpa, pues muchos musulmanes no están trabajando en el camino del Islam, especialmente los dirigentes de todos los países islámicos. Esto es lo que pasa cuando la gente se aleja de Al.lah y de la Luz. Como pasó con la gente del Al Andalus. Si no cambiamos, Al.lah nos cambiará por otra gente y ya no nos queda mucho tiempo...
Pero el Islam está resurgiendo con fuerza entre nuestros jóvenes, especialmente en Europa y tal vez In Sha Al.lahu Taâla, volverá como un extranjero, como aquel hadiz profetizaba. Sea como sea, el Islam sigue vivo y actualmente somos más de mil seiscientos millones de musulmanes en el mundo. No somos una amenaza, como tanto se empeñan en decir, sino una esperanza para la humanidad. 
 

Khalid Monedero.   Fuente :  Webislam

domingo, 13 de septiembre de 2009

Jutba sobre la ummah


Bismillaahir Rahmaanir Rahiim, Alhamdulillahi Rabbil Alamín, wa assalatu wa assalam ala Rasulilah (s.a.w.) En el nombre de Allah, Él Misericordioso, Él Compasivo, todas las alabanzas son para Alah El Señor de los Mundos, y que la paz y las bendiciones de Allah sean sobre Su Profeta Muhammad (s.a.w.)
Jutba de la mezquita Assalam, 7 de agosto de 2009.
1-Definición, alcance e importancia. 
La ummah es una entidad supranacional que comprende a todos los musulmanes del mundo allá donde se encuentren independientemente de su etnia, origen, sexo o condición social.

El Islam considera a toda la humanidad como creación de Dios, hijos de unos mismos padres Adán y Eva, y por tanto hermanos. Dice Allah en el Corán: por cierto que creamos a los seres humanos y constituyeron una única comunidad. Después les hicimos llegar enviados y profetas, y se fragmentaron por sus discrepancias.

Y también: Dios os ha hecho surgir a partir de varios hombres y mujeres, constituyéndose así pueblos y tribus con el objetivo de que os conozcáis y aprendáis unos de otros. Es cierto que ante Allah el mejor de los seres humanos es el que más Le teme.

A partir de ahí, el Islam reconoce como estructura centralizada en los creyentes a la Ummah, quienes deben de reunir unas características para ser modelo ejemplar para todos los pueblos del mundo. Entre esas características se pueden citar como fundamentales: una teoría y una práctica de acuerdo a principios morales, éticos y espirituales que regulan la vida personal, familiar, económica, política y otras. En la vida personal ante todo se exige sinceridad (contraria a la hipocresía), consciencia (contraria a la negligencia) , flexibilidad (contraria al sectarismo) y discernimiento (contrario al paradigma clásico basado en el no cuestionamiento, no reflexión, no búsqueda de conocimiento etc.). En la vida familiar unidad cariño , cohesión y muchos otros valores (contrarios a la infravaloració n, a la descentralidad, al distanciamiento, a los malos tratos etc.). En la economía y en la política: la justicia, la transparencia, la consulta etc. (contrarias al totalitarismo, a la explotación, a la intolerancia y a la corrupción.)

Es por todo ello que Allah dice en el Corán: sois la mejor comunidad que ha habido, pues llamáis al bien y prohibís el mal.

Esa es la función de la Umma con el resto de hermanos y hermanas en humanidad, y su papel hacia sí misma es primero mantenerse sólida en sus planteamientos, y hacia fuera resultar un modelo a seguir en todos los campos posibles: moral, ético, educacional…

Es necesario puntualizar que no hay una división antagónica ummah-no ummah, exterior-interior. En realidad la relación es flexible, y es desde esta flexibilidad islámica, desde donde los grandes sabios del Islam y los grandes sabios no musulmanes han podido encontrar muchos puntos en común, reconocerse y compartir logros, los unos de los otros. Las visiones monolíticas y cerradas son artificiales e imposibles.
2-La ummah modelo como referente. 
La primera comunidad musulmana es el modelo social para los musulmanes. Esto es así porque Allah reveló su Din (forma de vida y práctica de adoración Islámica) completo al Profeta. En el Corán encontramos: “ciertamente hemos completado la religión” Es decir, no habrá ninguna revelación más desde este momento.

Esto no significa que se debe romper con el paso del tiempo y vivir un ideal de forma aislada y sectaria. Esto va en contra del verdadero espíritu del Islam en sí mismo. El Islam acepta el paso del tiempo, acepta el estudio de las novedades, de los cambios sociales, de las necesidades etc. y fomenta las reactualizaciones de muchos puntos, no siendo así en todos: no es posible cambiar la aquidah (creencia) fomentando con filosofía que rezar a un solo Dios es antiguo, y que rezar a varios es moderno y significa estar más adelantado. O que, por como se ha acelerado la vida hoy día desde la revolución industrial, ya basta con pensar en Allah como forma de adoración y que hay que suprimir las salawat (oraciones diarias) manifestando que son una pérdida de tiempo que daña a la productividad económica. Pues estas y otras razones se han venido defendiendo incluso entre algunos musulmanes.

En Medinah tenemos el modelo ético-moral a seguir. La hermandad que se dio allí fue el primer punto después de la creencia Islámica en el que se hizo más hincapié. Pues como dice el Corán: “los creyentes son en realidad hermanos.”

Gracias a Allah, el trabajo de los primeros musulmanes en estos y otros aspectos no dejaron indiferentes a las gentes de su tiempo; hombres y mujeres, creyentes y no creyentes, del mismo área geográfico y extranjeros testificaron esto en numerosa bibliografía. Incluso los enemigos del Profeta constaron sus impresiones, tal como se recopila en la Historia: un acérrimo enemigo del Profeta Muhammad (s.a.w.) fue a Roma y se entrevistó con el emperador Heraclio. Cuando Heraclio le preguntó por el Profeta (s.a.w.) se quedó muy sorprendido, su enemigo dijo: no miente, es justo y no he conocido a mejor hombre en el mundo. Heraclio le preguntó: ¿entonces por qué te consideras su enemigo? Y él dijo: porque no sigue nuestras tradiciones y rechaza a nuestros dioses. ¿De qué hombre en el mundo han hablado así sus enemigos contemporáneos que le vieron nacer y crecer?

Este es el modelo nuestro a seguir.

La Historia ha demostrado que el Islam ha otorgado más bendiciones que perjuicios. Todas las ciencias se extendieron y desarrollaron en los primeros siglos de civilización Islámica. Los grandes investigadores y expertos tenían muchos seguidores de todas partes del mundo conocido independientemente del sexo, la raza, la religión etc. Eran personas en su mayoría pobres, que comían una vez al día y que tenían una gran fe en sus corazones. La vida de los sabios islámicos más importantes está llena de lecciones de humildad. Hubo un maestro del Corán famoso, que era ciego y aprendió todo escuchando a sus maestros. Otro de los mayores escritores del Islam en materias religiosa, literaria, médica y astronómicarealizó sus mayores aportaciones y escribió sus mejores libros estando paralítico. Esto es imposible sin la fe correcta.
 
3-La Umma de hoy
La umma de hoy, como antaño, sigue siendo variada, diversa e intercultural. Cuando estos conceptos están de moda en la actualidad en Occidente, en el Islam han sido siempre una de sus características y uno de sus signos de identidad. El Islam no es la religión de los árabes, uno no elige ser árabe, turco o chino. Sin embargo uno sí elige ser musulmán, si otro elige por él su Islam es inválido y el que impone es castigado por Allah quien dice en el Corán: “no hay coacción en el Islam”

La umma de hoy sigue reuniendo expertos en diversas ciencias, sigue reuniendo buenos ejemplos, sigue reuniendo personas con luz que otorgan esperanza al futuro. Sin embargo, se ha recortado mucho el nivel a lo largo de los siglos. La Umma nunca ha declinado, nunca se ha dormido o caído por completo. La umma la forman millones de personas y según las estadísticas una de cada cinco personas en el mundo profesa esta religión. Es imposible que todos estos musulmanes estén en declive a la vez. La luz del Islam se ha ido haciendo más visible en unos puntos que en otros, según los acontecimientos.
4-Algunos retos 
Por lo general se puede decir que despegarse del Corán y del ejemplo del Profeta (s.a.w.) es la primera causa de declive. Como se ha aludido anteriormente no es posible constituir una umma ni desarrollarla si los principios básicos no son fuertemente asumidos: los valores, la ética, la moral Islámica.

Muchos sabios han definido el problema de la Umma actual considerándola: un cuerpo sin alma. Es decir, un exterior sin interior, una caja adornada y reluciente que por dentro está vacía. Y esto es así por muchas razones. Los musulmanes y musulmanas debemos reflexionar sobre nuestros errores y meditar sobre que podemos aportar para mejorar la situación. Hoy, no se puede pensar en mejorar únicamente la comunidad musulmana. Vivimos en un mundo globalizado, y eso significa que el musulmán debe buscar aprender de todos los lugares y aportar todo aquello que es beneficioso para toda la gente.

Por último hago un alegato en defensa de la importancia del estudio en todas las ramas posibles, ya que solo así será fácil detectar problemas, disponer estratégias y hallar soluciones en un mundo dinámico, cambiante y globalizado como es el mundo de hoy.

Insal-lah (si Allah lo permite) el Islam volverá a constituir el espíritu de una nueva civilización humana modelo. De momento tenemos que empezar con ser musulmanes y musulmanas de a pié modelos, familias modelo, comunidades islámicas modelo etc. Este es el yihad, esta es la lucha interior, pues ciertamente como dice un hadiz de Muhammad (s.a.w.): a quien lucha por corregir su vida interior, Allah le corrige su vida exterior.

 

 

Aquel saco de plumas


Había una vez un hombre que calumnió grandemente a un amigo suyo, todo por la envidia que le tuvo al ver el éxito que este había alcanzado.

Tiempo después se arrepintió de la ruina que trajo con sus calumnias a ese amigo, y visitó a un hombre muy sabio a quien le dijo:
"Quiero arreglar todo el mal que hice a mi amigo. ¿Cómo puedo hacerlo?", a lo que el hombre respondió: "Toma un saco lleno de plumas ligeras y pequeñas y suelta una donde vayas".

El hombre muy contento por aquello tan fácil tomó el saco lleno de plumas y al cabo de un día las había soltado todas.

Volvió donde el sabio y le dijo: "Ya he terminado", a lo que el sabio contestó: "Esa es la parte más fácil. Ahora debes volver a llenar el saco con las mismas plumas que soltaste. Sal a la calle y búscalas".

El hombre se sintió muy triste, pues sabía lo que eso significaba y no pudo juntar casi ninguna.

Al volver, el hombre sabio le dijo: "Así como no pudiste juntar de nuevo las plumas que volaron con el viento, así mismo el mal que hiciste voló de boca en boca y el daño ya está hecho. Lo único que puedes hacer es pedirle perdón a tu amigo, pues no hay forma de revertir lo que hiciste. Porque cometer errores es de humanos y de sabios pedir perdón."

viernes, 11 de septiembre de 2009

Ramadán y Lailatul Qadr


 Ramadán
Cuando llega la primera noche del ramadán todas las puertas del paraíso, sin excepción alguna, son abiertas, todas las puertas del infierno, sin excepción alguna, son cerradas, todos los demonios son encadenados, y todas las noches cuando se hace el siguiente llamado: ¡ Oh, tú que deseas hacer el bien! Adelante!, Oh, tú que deseas hacer el mal! Detente! Y  Allah libera a un grupo de gente del infierno.
Quien ayune el mes de Ramadán con fe y anhelando la recompensa de Allah le serán perdonadas todas sus faltas anteriores. Quien rece durante las noches del mes de Ramadán con fe y anhelando la recompensa de Allah le serán perdonadas todas sus faltas anteriores. Quien se dedique a la adoración durante la noche del Decreto con fe y anhelando la recompensa de Allah le serán perdonadas todas sus faltas anteriores.
Lailatul Qadr (noche del decreto)
Entre las noches de Ramadán se encuentra una llamada "Lailatul Qadr", la cual es destacada por sus grandes bendiciones. El Corán Al Karim la describe como una noche que posee más bendiciones y virtudes espirituales que mil meses.
Aquí se hace referencia al hecho de que durante esta noche tan especial, el Corán fue hecho descender desde "Al Lauhul Mahfúdh" (la Tabla Protegida).Por el sólo hecho de que el Corán haya descendido en esta noche, es razón suficiente que explica su excelencia, sin necesidad de mencionar otras bendiciones y virtudes que trae consigo.
Acerca de esta noche, en un hadith narrado por unas (radialláhu 'anhu) en Ad-Durrul Manthúr, Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) dijo: "Lailatul Qadr fue concedida a mi Ummah y a ninguna otra Ummah anterior". Respecto a las razones para haber recibido el regalo de Lailatul Qadr, se mencionan varias, una de ellas es que Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) solía mirar la gran longevidad de hombres en la antigüedad, y se afligía al pensar en la corta vida de los miembros de su Ummah, ya que debido a esto sería imposible competir con los primeros en la cantidad de buenas obras. Para compensarlos por la duración menor de sus vidas, Alláh Ta'álá por Su Infinita Misericordia les concedió esta noche de tantas bendiciones. Esto quiere decir que si algún afortunado de entre los miembros de la Ummah de Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) se encuentra con esta noche, adorando a su Creador, en diez oportunidades de su vida, será su recompensa equivalente a ochocientos treinta años y más de 'ibádah. También se ha reportado que Rasúlulláh (sallalláhu 'aleihi wa sallam) en cierta ocasión narró a sus sahábah acerca de un hombre de Bani Isráil que estuvo en el yihád durante mil meses. Al oír esto, los sahábah sintieron envidia de este hombre ya que nunca podrían obtener un recompensa como la de él, por ello Alláh Ta'álá les regaló Lailatul Qadr como recompensa

jueves, 10 de septiembre de 2009

Un enemigo se convierte en amigo

En el sexto año de la emigración (la hégira) el Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, decidió ampliar el espectro de su misión.

Entonces envió ocho cartas a los distintos gobernantes de la Península Arábigainvitándolos al Islam. Uno de esos gobernantes era Zumamah ibn Uzal.

Zumamah ibn Uzal al-Hanifi era uno de los gobernantes árabes más poderosos de la era pre-islámica. Era la autoridad de la tribu Banu Hanifah y su palabra no era discutida ni desobedecida.

Cuando Zumamah recibió la carta del Profeta, la ira lo consumió y la rechazó. Se rehusó a escuchar la invitación a la verdad y la guía. Pero más aún, sintió el deseó de asesinar al Profeta y enterrar su misión junto con él.

Entonces Zumamah esperó el momento indicado para llevar a cabo su cometido, hasta que pasado un tiempo le restó importancia y terminó por olvidarlo. Sin embargo, uno de sus tíos le recordó el plan, esperando que lo consumara.

En su camino a cumplir con el objetivo de asesinar al Profeta, Zumamah se encontró con un grupo de compañeros del Profeta a quienes asesinó. Como consecuencia, el Profeta ordenó su captura.

Tiempo después, Zumamah decidió realizar una visita ritual a La Meca. Quería circunvalar la Ka’bah y ofrecer el sacrificio de animales a sus ídolos (la gente de La Meca, antes de convertirse al Islam habían dispuesto numerosos ídolos alrededor de la Ka’bah). Entonces dejó su zona de al-Yamamah para dirigirse aLa Meca. Cuando iba pasando por las cercanías de Medina, un incidente inesperado tuvo lugar.

Un grupo de musulmanes que patrullaban la zona apresó a Zumamah, sin saber quién era él. Lo llevaron a Medina, lo ataron a una de las columnas de la mezquita y esperaron a que el Profeta decidiera qué hacer con él.

Al ingresar a la mezquita, el Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, vio a Zumamah, entonces preguntó a sus compañeros:

¿Saben a quién han apresado?

No, mensajero de Diosle respondieron.

Este es Zumamah ibn Uzal Al-Hanifi dijo.Han hecho bien en capturarlo”.

El Profeta volvió a su familia y les dijo:

Tomen comida y llévenla a Zumamah ibn Uzal”.

Luego ordenó que su camella sea ordeñada y le dieran a Zumamah de su leche. Todo esto tuvo lugar antes de hablar con Zumamah.

El Profeta se acercó a Zumamah con la esperanza de que éste abrazara el Islam.


¿Qué piensas que haré contigo Zumama?le dijo.

Tengo (en mente) el bien Muhammad. Si me matas estás matando a un asesino; si me tratas bien estarás tratando bien a alguien agradecido, y si quieres dinero (como rescate), pide lo que quieras”.

El Profeta lo dejó así por dos días, y personalmente le enviaba comida y leche de su camella. Nuevamente fue donde él y le dijo:
 
¿Qué tienes para decir sobre ti mismo?

Zumamah repitió lo que había dicho días atrás, por lo que el Profeta se retiró y volvió al día siguiente.

¿Qué tienes para decir sobre ti mismo?

Zumamah repitió lo que había dicho días atrás, por lo que el Profeta le dijo a sus compañeros:

Liberen a Zumamah”.

Zumamah abandonó la mezquita del Profeta y tomó camino a La Meca hasta llegar a un huerto de palmeras donde tomó un baño; luego volvió a la mezquita del Profeta y delante de un grupo de musulmanes dijo:
¡Doy testimonio de que no hay más dios sino Dios y que Muhammad es Mensajero de Dios!

Luego fue donde el Profeta y le dijo:

¡Oh Muhammad! ¡Por Dios! ¡En toda la tierra no había un rostro más odiado para mí que el tuyo y ahora tu rostro es el más amado para mí! ¡Por Dios! ¡No había una religión más odiada para mí que tu religión, ahora tu religión es la más querida para mí! ¡Por Dios! ¡No había una tierra más odiada para mí que tu tierra, pero ahora tu tierra es la más querida para mí! Asesiné a algunos de tus seguidores, ¿qué harás conmigo?"

No hay juicio para ti Zumamah” respondió el Profeta. “Al convertirte al Islam has borrado todas tus acciones pasadas, y tienes delante de ti un nuevo comienzo.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Si Allah...


En el nombre de Allah, Clemente y Misericordioso
============ ========= ========



 

Si Allah le ha dado la Religión y le ha guiado, sepa que Allah le Ama.
Y si Allah le da penas, las dificultades y los problemas, sepa que le Ama
y El quiere escuchar su voz en la suplica (dua).
Y si Allah le da poco, sepa que El le Ama y que le dará mucho en el Más Allá.
Y si Allah le ha dado la satisfacción, sepa que Allah le Ama porque le dio la virtud más bella.
Y si Allah le ha dado la paciencia sepa que Él le Ama y que esta entre los ganadores.
Y si Allah le ha dado la sinceridad sepa que Él le Ama, así que sea sincero y fiel con El.
Y si Allah le ha dado preocupaciones sepa que le Ama y
Él espera de usted Su Alabanza y los agradecimientos.
Y si Allah le ha dado tristeza, sepa que El le Ama y que El le esta probando la fe.
Y si Allah le ha dado el dinero sepa que Él le Ama y no sea avaro hacia los pobres.
Y si Allah le ha dado la pobreza sepa que Él le Ama y que le dio lo que es más rico que el dinero.
Y si Allah le ha dado la palabra y el corazón sepa que Él le Ama, utilizelos,
pues, en el bien y la sinceridad.
Y si Allah le ha dado la Oración, el Ayuno (en Ramadan y en otros dias),
el Coran y la Oración en plena noche , sepa que El le Ama ,que no los descuida.
Y si Allah le ha dado el Islam, sepa que El le Ama.
Si Allah le Ama, como puede usted no quererle???
Si Allah le da mucho, como usted no puede darle de su amor???
Allah ama a Sus siervos y no les olvida.. Subhana Allah
No sea ciego/a y busque el amor de Allah dentro de su corazón.

La historia de Amira ( convertida al ISLAM )

" Muchas veces me han preguntado la historia del cómo me enteré acerca del Islam y cómo me convertí, entonces con la ayuda de Allah (swt) yo haré el intento de contar mi historia.

Nací de padres cristiano-americanos en el sur del estado de Arkansas en Los Estados Unidos y es ahí donde crecí. Yo soy conocida como la americana blanca entre mis amigos árabes, pero Alhamdulillah (alabado sea Allah), en el Islam no hay diferencia de color, raza o nacionalidad.

Yo crecí en una granja del país. Mi padre trabaja en nuestra granja y también predicaba en la iglesia bautista del lugar. La religión bautista es una secta del Cristianismo así como el catolicismo, el metodista, etc. Ellos solo tienen diferentes doctrinas, pero básicamente creen en la trinidad y que Jesús es el hijo de Dios. Mi madre permanecía en nuestro hogar como ama de casa. Yo soy la única hija.

El pueblo donde había crecido era por completo anglosajón y todos cristianos. Por años no hubo otras religiones o razas en 200 millas de nosotros. Por lo tanto, no estuve expuesta a nada fuera de nuestro pequeño pueblo. Siempre me habían enseñado que todos habíamos sido creados iguales ante los ojos de Dios. Más tarde me di cuenta que no era realmente así como mis padres, familia o amigos sentían. Pero mientras esta "otra gente" no los molestara, entonces estas eran palabras muy fáciles de decir. Esto pronto cambiaría.

La primera vez que vi a un musulmán fue cuando fui a la Universidad de Arkansas. Me quedé mirando a la extraña vestimenta que usaban las musulmanas y no podía creer que ellas cubrían sus cabellos. Siendo una persona curiosa, en la primera oportunidad que tuve me presenté a una muchacha musulmana en una de mis clases. Éste fue un encuentro que cambiaría el curso de mi vida.

Nunca la voy a olvidar. Su nombre era Yasmín y era de Palestina. Me solía sentar por horas para escucharla contarme acerca de su país, cultura, familia y amigos que ella amaba mucho, pero el amor que tenía a su religión, el Islam, era aun mucho mayor. Yasmín tenía una paz interior como ninguna otra que haya conocido. Ella me relataba historias del Profeta Muhammad (saws) y acerca de la Unicidad de Allah (swt). Ahí fue cuando aprendí que ellos no adoraban a otro que no sea "Dios", es tan solo que en árabe Allah significa Dios. Todo lo que me decía tenía mucho sentido para mí y era muy puro. Aun a pesar de eso, nunca dije nada de esto a ninguno de mis familiares o amigos, yo nunca había creído en el concepto cristiano de la trinidad y el por qué tenía que adorar a Jesús (saws) y no directamente a Dios.

Yasmín me convenció que el Islam era la única religión verdadera y también una forma de vida. Lo más importante para ella no era esta vida sino la vida en el más allá y que algún día ella y yo nos encontremos de nuevo en el Paraíso. Cuando ella se marchó para regresar a Palestina, nosotras sabíamos que probablemente nunca nos volveríamos a ver de nuevo en esta vida, y ella lloró y me suplicó que continuara aprendiendo acerca del Islam y así podríamos volvernos a ver de nuevo...en el Paraíso. Todavía puedo escuchar sus palabras en mis oídos. Yasmín me había llamado Amirah la primera vez que nos conocimos. Amirah significa "princesa" en árabe. Así que cuando abrace el Islam, lo escogí como mi nombre musulmán en su honor. Yo no soy una verdadera princesa, pero el Islam me hace sentir así.

Dos semanas después, Yasmín regresó a su país, ella fue matada por los soldados israelíes afuera de su hogar. Mi amiga del alma se había ido y sentí como si parte de mi hubiera muerto. Con Yasmín había hecho amistad con musulmanes de todo el Medio Oriente y empecé a amar el sonido del árabe. Éste era muy hermoso, especialmente cuando los escuchaba recitar el Sagrado Corán. Todavía amo que alguien me lea el Corán o escucharlo en cintas. La mayoría del tiempo no tengo idea que lo que se dice, pero de alguna manera éste todavía toca mi corazón y mi alma. Estoy aprendiendo a leer el Corán y a escribir el árabe, y con el tiempo y práctica lo conseguiré, Insha Allah (si Dios quiere).

Después, terminé la universidad y regresé a mi pequeña comunidad, allá ya no tenía el honor de estar entre los musulmanes, no más. Pero la sed por el Islam y la lengua árabe nunca dejaron mi corazón. Esto molestaba de gran manera a mi familia y amigos.

Años más tarde, Allah (swt) puso a alguien en mi camino que fue un ejemplo maravilloso de Islam y una vez más empecé a hacer preguntas y leer todo lo que podía acerca de esto. Durante muchos meses leí y recé hasta que finalmente el 15 de abril de 1996 Yo abracé el Islam. No fue algo en particular lo que me convenció, fue todo acerca del Islam que lo hizo y yo nunca renunciaré a mi Islam.

Cuando mi familia y amigos descubrieron que yo estaba estudiando acerca del Islam, ellos se enfurecieron y apenas me hablaban. Pero cuando abracé el Islam (me convertí) ellos me repudiaron totalmente y hasta trataron de meterme a un hospital mental. Ellos estaban convencidos de que estaba loca, pero no tuvieron éxito, Alhamdulillah. Todo esto me estaba destruyendo porque amaba a mi familia y a mis amigos con todo mi corazón, y aún lo hago. Ocasionalmente ellos me llamaban para desear que la maldición caiga sobre mí...pero éstas llamadas se hicieron menos frecuentes. Yo solo le agradezco a Allah (swt) que mi Iman (fe) sea fuerte.

Yo hablé con mi familia dos días después de la bomba en Arabia Saudita. Ellos me llamaron para decirme que mi tío había sido matado y que yo y mis amigos terroristas eran los responsables, y que mis manos estaban manchadas por su sangre. Yo lloré durante días y días... pero mi fe permaneció fuerte y continué. Hice muchos intentos de contactar a mi familia pero ellos aún se niegan y fueron tan lejos que hasta cambiaron sus números telefónicos. Incluso algunos me pusieron restricciones legales para que no me pueda acercar a sus hogares, mi madre es una de ellas. Pero Insha Allah, Seguiré tratando de acercarme a ellos. Ya son nueve meses desde la ultima vez que supe de ellos.

Cuatro días después de la bomba, yo retorné de hacer las compras y encontré la frase "amante de los terroristas" escrito con spray en un lado de mi vehículo. Cuando la policía llegó para levantar un reporte, yo les pedí a los policías que revisaran cualquier daño que haya sido perpetrado para que no pudiese llegar a salvo a un lugar... porque ya no me sentía a salvo en mi propio hogar. Ellos se negaron, diciendo que yo podría haber dicho a algunos de mis amigos terroristas que coloquen una bomba para ellos en algún lugar del automóvil. Yo no podía creer lo que estaba escuchando. Pero las cosas solo iban a empeorar. Y aun mucho peor, una noche fui golpeada y apuñalada por un hombre en un estacionamiento. El fue capturado y está cumpliendo su castigo haciendo servicios a la comunidad recogiendo basura en las calles, cortando el césped del alcalde y haciendo los mandados. Al menos, eso es lo que me dijeron.

En innumerables ocasiones la gente de todas partes del mundo me había preguntado de donde era, que nacionalidad tenía, etc. Y a eso yo les respondía: "Americana musulmana" lo cual yo soy. Pero recientemente descubrí una información sorprendente. Parece que tengo cierta descendencia sobre la cual no tenía conocimiento y es ahí donde empieza mi búsqueda: A la larga descubrí el por qué estaba enfrentando tantos problemas con mi familia debido a mi decisión de ser musulmana. Mi verdadero padre era de Kuwait y mi verdadera madre es Americana. Yo fui adoptada cuando nací por una pareja americana, la misma de la cual ustedes leyeron en mi historia de conversión. Y a pesar de eso, yo todavía los considero mi familia y los amo, pero tengo una VERDADERA familia biológica en algún lugar, e Insha Allah los voy a encontrar. Aquí van los únicos pormenores que conozco...y aún que es tan limitado... me siento con la obligación de encontrar a mi verdadero padre. Me enteré recientemente que mi verdadera madre murió en Oregon en 1986.

Mis verdaderos padres estaban casados y vivían en Anaheim, California que estaba cerca a Los Ángeles. Mi madre estaba embarazada de mí. Durante los últimos meses del embarazo de mi madre, mi padre tuvo que retornar a Kuwait porque su mamá había fallecido (que Allah bendiga su alma). Llegado un momento, mi madre decidió darme en adopción. No sabemos las circunstancias que la llevo a tomar esa decisión. Ella llamó a mi padre y a su familia en Kuwait y les dijo acerca de su decisión. En ese entonces mi madre trabajaba para una pareja americana que eran dueños de un negocio llamado "Tibia Ranch" y ubicado también en Anaheim. Esta pareja no podía tener hijos, y se aproximaron a mi madre cuando supieron que ella estaba entregando al bebé en adopción. Ella estuvo de acuerdo en que ellos me adoptaran. Unos meses después, el 17 de septiembre, mi verdadera madre se internó en el Hospital "Orange County", en el condado de Los Ángeles, California bajo el nombre de la mujer que me estaba adoptando. A pesar de que esto era ilegal, era una práctica muy común en ese entonces. Un poco después de mi nacimiento, mi padre retornó de Kuwait y empezó la búsqueda por su esposa e hija desaparecidas. Me dijeron que mi madre se divorció de mi padre y dejó el Estado, y no se volvió a saber de ella. Debo admitir que me duele profundamente el hecho de que alguien pueda abandonar a un hijo, sabiendo que éste es muy querido por el otro progenitor. Yo se que mi padre me quería porque después que el retornó a los Estados Unidos, el primer lugar al que fue para preguntar acerca de ella y del bebe, era donde mi verdadera madre trabajaba. Allí le dijeron que tampoco sabían. Mi padre fue informado de esto por la misma gente que había adoptado ilegalmente a su hija. Mi verdadero padre también era un conocido de un tío adoptivo, de quien también buscó información. Mi tío era más amable con mi verdadero padre que los otros, pero tampoco le dio ninguna información. Mi padre continuó contactándose con la gente que me había adoptado, solo para que le dijeran repetidamente que ellos NO tenían ninguna información para él. En un determinado momento él llegó a sospechar, cuando fue a su negocio y al verme ¡pidió saber si yo era su hija! Le dijeron que por supuesto que no, pero mis padres adoptivos temieron lo que pasaría después, así que vendieron su negocio y se trasladaron a Arkansas. Mi padre continuó yendo donde mi tío suplicando por alguna información, pero no le dieron ninguna.

Todavía, él continuó buscando e indagando a mi tío, hasta la muerte de éste en 1995. Mi padre me buscó por muchos años. Me dijeron que fue al funeral de mi tío, y que regresó a Kuwait unos días después. En este momento el único dato que sé acerca de mi verdadero padre es que su nombre es: Khaled Al-Mazidi. Algún día nos encontraremos, Insha Allah (si Dios quiere).
"

paRa L@s chic@s Qe se esten aCercanDo aL iiSLAM ..

Un Día y una Noche del mes de Ramadán
Un día típico en la vida del musulmán durante Ramadán.

Ramadán es un mes muy especial para los musulmanes, ya que en él los musulmanes de todo el mundo realizan diversos actos de adoración, el más importante de los cuales es el ayuno. El ayuno de Ramadán es uno de los cinco pilares del Islam, obligatorio para los adolescentes y adultos que poseen la capacidad física. Ramadán es también el mes en el cual el Profeta Muhammad tuvo la primera revelación, y por eso es llamado “
el Mes del Corán”. Durante este mes, existe un cambio visible en la vida de las personas, así como también en las sociedades donde hay un número sensible de musulmanes. Este artículo describirá un día típico de un musulmán durante este mes.
Una Comida Temprana 
Toma un desayuno antes del amanecer, ya que en ello hay bendición.” (Sahih Al-Bujari)

Aunque no es obligatorio, las familias musulmanas se levantan temprano antes de los primeros vestigios de luz y realizan una comida implementando esta enseñanza del Profeta. Generalmente, el día del musulmán comienza con la oración del amanecer, cuando se comienzan a ver los primeros vestigios de luz en el cielo, pero como es el momento en que se comienza con el ayuno absteniéndose de comida o bebida, el Profeta, que Dios le de paz, alienta a los musulmanes a que se levanten antes de ese momento para comer.

Aquí se destaca el propósito del ayuno, que no es el de sentir hambre a lo largo del día, sino el de cambiar el estilo de vida para acercarla a la adoración de Dios, una actitud que será evidente más adelante en este artículo. El que pierde la oración del amanecer en seguidas ocasiones, la oración más difícil de realizar debido a su horario, durante este bendito mes se levantará temprano para poder comer. De este modo esta persona se acostumbrará a despertarse temprano, ayudando a que realice la oración del amanecer en su tiempo correcto durante el resto del año.

La oración voluntaria mas amada es la llamada “
Qiyaam –ul-Layl”, u oración nocturna. Esta oración se realiza antes de la oración del amanecer. Es tan amada que usualmente es llamada “La oración de los Piadosos”, una oración realizada por los devotos cuando la mayoría de las personas está aún durmiendo en sus camas. Dios describe esta oración en el Corán, diciendo:

Se levantan de sus lechos para invocar a su Señor con temor y anhelo…” (Corán 32:16)

Levantarse a estas horas antes del amanecer para comer también alienta a los creyentes a realizar esta bendita oración, que de otro modo parece una tarea ardua para algunos.

Esta comida se debe realizar justo antes del amanecer, y de este modo las personas comen hasta oír la llamada a la oración, señal de que los primeros vestigios de luz han aparecido. De este modo, los musulmanes terminan sus comidas y se preparan para atender a la oración congregacional en su mezquita local, que se realiza cinco veces al día todos los días del año.
El Mes del Corán 
Después de asistir a la oración del amanecer, muchos musulmanes eligen sentarse en la mezquita por unos momentos y recitar una porción del Corán. Se recomienda la recitación del Corán en todo momento, porque gracias a eso la fe en el Islam se incrementa en el corazón:

Ciertamente los creyentes cuando les es mencionado el nombre de Dios sus corazones se estremecen, y cuando les son leídos Sus preceptos reflexionan acrecentándoseles la fe, y siempre se encomiendan a su Señor”. (Corán 8:2)

Siendo Ramadán el mes en el cual el Corán fue revelado, los musulmanes tienen incluso más entusiasmo para recitarlo por completo, como lo hizo el Profeta.

[El Profeta] lo encontraba (al ángel Gabriel) cada noche durante Ramadán y se recitaban el Corán el uno al otro.” (Sahih Al-Bujari)

Muy a menudo durante Ramadán en el mundo musulmán, es casi imposible encontrar una mezquita vacía en cualquier horario del día. Los musulmanes intentan conseguir tiempo libre durante este mes para completar la lectura del Sagrado Corán y reflexionar acerca de sus significados.
Ayuno durante el Día 
En la mayoría de los países musulmanes, la carga de trabajo y los horarios se alivianan para poder acomodarse a los acontecimientos especiales de este bendito mes. Los niños asisten a los colegios mas tarde para darse el tiempo para levantarse temprano y para las oraciones en la noche, y la mayoría de los negocios de comida cierran hasta el atardecer pero permanecen abiertos durante toda la noche.

Durante el día antes de que el sol se ponga en el horizonte, los musulmanes se abstienen de todo tipo de comida y bebida, así como también de mantener relaciones sexuales con sus cónyuges. Esto crea una sensación en los musulmanes a lo largo del día de que están obedeciendo las leyes de Dios, ya que dejan cosas que son perfectamente permisibles en otros momentos. Esto crea la consciencia entre los musulmanes de abandonar los actos que no están permitidos en ningún momento. Los musulmanes, con las bocas sedientas por la falta de agua y obteniéndose de todo tipo de comida desarrollan a lo largo del día, un sexto sentido – la consciencia de Dios – y esta es la meta del ayuno durante el mes de Ramadán. Dios dice en el Corán:

¡Oh, creyentes! Se os prescribió el ayuno al igual que a quienes os precedieron para que alcancéis la piedad”. (Corán 2:183)

Ayunar es una veneración secreta que una persona le ofrece a Dios. Él podría comer y beber en secreto sin que nadie se entere… pero lo que impide al musulmán traicionar su ayuno es la consciencia de Dios.

Por esta razón, uno ve que muchos musulmanes que normalmente cometen pecados también dejan muchos de esos pecados de lado durante este bendito mes, debido a su sentido sagrado, y esperan que este deseo continúe en ellos durante el resto del año.

El Profeta, que Dios le de paz, advirtió a los musulmanes acerca de ciertos pecados en los que podrían llegar a caer con facilidad y así arruinar el propósito del ayuno. El Profeta dijo:

Quien no cese se hablar falsedades y actuar de acuerdo a ellas, Dios no necesita que deje su comida ni su bebida.” (Sahih Al-Bujari)

Él también advirtió acerca de ser provocado y responder de manera ruda. Él fomentó a los musulmanes a responder al que los provoque diciendo:

Estoy ayunando, estoy ayunando.” (Sahih Al-Bujari)

Estos dichos proféticos evidencian que el principal beneficio del ayuno de Ramadán es la rectitud espiritual y la moral.

De este modo, uno encuentra en la sociedad musulmana que el espíritu de paz vive en los corazones de los musulmanes a lo largo de Ramadán, debido a una veneración extra y la evasiva de toda maldad y malos tratos. Uno encuentra que las personas son generalmente más amenas y de buen corazón, y cuando se vive durante un mes en una sociedad en la cual las personas están ayunando, el sentido de unidad y hermandad que resulta es incomparable, excepto tal vez con la Peregrinación. 
El Iftar o Desayuno 
Cuando termina el día, los musulmanes se reúnen para esperar la caída del sol. Todos se toman un momento para recitar el Corán o ayudar con la preparación del desayuno. Antes de la puesta del sol, las familias se reúnen en la mesa a la espera del llamado a la oración, utilizando esos momentos para suplicarle a Dios y rogar por Su Misericordia.

Si, por cada persona que ayuna existe una plegaria que es respondida al terminar el ayuno”. (Tuhfat-ul-Muhtay)

Cuando se escucha la llamada a la oración, los musulmanes se apresuran a romper su ayuno con dátiles, emulando al Profeta, que Dios le de paz.

La sed ha sido saciada, y las venas se han humedecido y llenado, y la recompensa es segura, si Dios quiere”. (Abu Dawud)

Muchos musulmanes agregan:

Oh Dios, solo por ti he ayunado, y solo en ti he creído. Con tus provisiones he roto mi ayuno, y en ti he creído”.

Los musulmanes luego comen comidas ligeras con varios aperitivos y bebidas. Muchas veces se encuentran invitados o invitan a otros, pueden ser miembros de su familia extensa, amigos, o con los pobres. Las mezquitas llevan a cabo el desayuno (iftar) para intensificar los lazos de la comunidad, es algo muy común en países en los cuales los musulmanes son minoría. El Profeta Muhammad animó a alimentar a otros durante este bendito mes diciendo:

Quien alimente a alguien que esté ayunando para que rompa su ayuno, su recompensa será igual a la del ayunante…” (Al-Tirmidhi)

Se distribuyen también raciones especiales a los pobres y necesitados en los comienzos del mes por organizaciones caritativas que sustentan las necesidades del mes.

La grata sensación al romper el ayuno es realmente indescriptible. Nunca una comida parece tan deliciosa o brinda tanta felicidad a un creyente. De hecho, el Profeta expresó una verdad cuando dijo:

La persona que ayuna tendrá dos momentos de alegría: uno cuando rompe el ayuno y el otro cuando se encuentra con Su Señor (y vea la recompensa de sus ayunos).” (Sahih Al-Bujari)

No hay tiempo en este momento para comer una gran comida, ya que la puesta del sol es el momento para otra de las oraciones prescriptas. Los musulmanes se preparan para asistir a la oración congregacional, y casi siempre van caminando. Después de asistir a la oración del atardecer, algunos musulmanes continúan comiendo, mientras que otros no vuelven a comer hasta que termine la oración de la noche, uno de los eventos principales de las noches de Ramadán, otra dimensión espiritual de este bendito mes de misericordia y bendiciones.

Después de la oración del atardecer, los musulmanes continúan con sus aperitivos o cenan. La mayoría de las personas, sin embargo, eligen no comer mucho, ya que dificulta la realización de ese acto de adoración que es tan apreciado por el creyente en Ramadán – la oración del tarawih- esta oración se realiza inmediatamente después de la oración de la noche, que se lleva a cabo cuando las últimas luces del día desaparecen, aproximadamente una hora y media después de la oración del atardecer.
Tarawih (oración nocturna) 
 Tarawih es una oración especial realizada en congregación. Es larga, dura alrededor de una hora y media. Es realizada cada noche de Ramadán, y en ella la mayoría de los Imames, o líderes de la oración, buscan completar la recitación entera del Sagrado Corán. En ella los musulmanes le rezan a Su Señor, de pie, haciendo reverencias y postrándose ante Él, y tienen la oportunidad de escuchar el Corán por completo, escuchando sus versículos en una melodiosa voz como si estuviese siendo revelado ante ellos. Las mezquitas con recitadores más competentes tienden a llenarse más rápidamente, por lo tanto los orantes llegan más temprano para reservar sus lugares. Algunas mezquitas tienen cerca de mil orantes que llegan de todos lados de la ciudad. Esta sí que es una experiencia que se espera un año entero. La oración del tarawih es una manera de alcanzar el perdón, tal como dijo el Profeta:

Quien pase la noche en oración durante Ramadán creyendo en Dios y buscando su recompensa, todos sus pecados previos le serán perdonados”. (Sahih Al-Bujari)

Los orantes escuchan el Corán recitado en oración y reflexionan acerca de su significado, y la voz del Imam tiene mucho que ver con su efecto en las personas. En varias mezquitas, no es extraño ver a la gente llorar al escuchar la recitación, versículos que hablan de las bendiciones de Dios, Su misericordia y amor, el Paraíso que ha reservado para los creyentes, así como también versículos que hablan de los sufrimientos del Infierno y el castigo por los pecados. El Corán es una revelación que habla a cada individuo, por lo tanto, la persona siente que Dios se dirige directamente a él mientras lo escucha. El sentimiento que surge al escuchar la recitación es verdaderamente incomparable e indescriptible.

El final de la oración del tarawih , el Imám y la congregación levantan sus manos suplicándole a Dios por todos los musulmanes, pidiendo el perdón de Dios por sus pecados, fuerza para practicar su fe y permanecer firme, entrar al Paraíso, salud para los enfermos, perdón por los fallecidos y todas las cosas buenas de este mundo y el próximo. También le piden a Dios que los salve del castigo del Día del Juicio, que facilite su cuenta en ese día, y también los sufrimientos de sus hermanos en el mundo. Es común encontrar la mayoría de la congregación en lágrimas pidiendo a su Señor. La oración del tarawih es una de las acciones destacadas del mes de Ramadán y juega un rol importante en la inspiración y la rectitud de los musulmanes.

Después de la oración del tarawih, los musulmanes regresan a sus hogares para cenar, y luego retirarse a sus camas preparándose para levantarse temprano para su comida antes del amanecer.

Como se puede ver, Ramadán es un mes en el cual se realizan varios tipos de actos de adoración a Dios. Ramadán es un periodo de entrenamiento en el cual los musulmanes cambian su estilo de vida de acuerdo a los mandamientos de Dios. Desde el momento en que la persona se despierta en la mañana, a lo largo del día y en la noche, el musulmán realiza varios tipos de actos de adoración, algunos obligatorios mientras que otros son voluntarios; todos para alcanzar la complacencia de su Señor. Este mes es, de hecho, un factor clave en la vida de los musulmanes, un periodo de rejuvenecimiento en el cual el creyente es inspirado para otro año en su vida, lleno de complacencia de Dios y libre de Su enojo.

Existen otras características especiales en Ramadán.
Las últimas Diez Noches 
1. Por cierto que comenzamos la revelación [del Corán] en la noche del decreto.

2. ¿Y qué te hará comprender la importancia de la noche del decreto?

3. [Adorar a Dios] La noche del decreto es mejor que [hacerlo] mil meses.

4. Esa noche descienden los Ángeles y el espíritu [el Ángel Gabriel] con la anuencia de su Señor para ejecutar todas Sus órdenes.

5. En ella hay paz hasta el comienzo del alba. (Corán: 97:1-5)
 

 

Fue en Ramadán cuando el Corán fue descendido de los cielos a la tierra. Mas específicamente, fue una de las últimas diez noches de este bendito mes. El Profeta dijo:

Busquen la Noche de Designio Divino en las últimas diez”. (Sahih Al-Bujari)

En esa noche, la adoración y las buenas obras son mejores que realizarlas por miles de meses, como se mencionó en los versículos anteriores. Es por esto que el Profeta incrementaba su adoración al permanecer despierto toda la noche en oración.

Cuando comenzaban las (últimas) diez (noches) de Ramadán, el Profeta se “arremangaba” y daba vida a la noche, y despertaba a su familia”. (Sahih Al-Bujari)

Los musulmanes buscan la Noche del Designio Divino para incrementar su recompensa. Los musulmanes pasan toda la noche orando, desde la oración del tarawih hasta la lectura del Corán, suplicando a Dios y rezando oraciones voluntarias. Durante esta noche, tiene lugar una oración congregacional extra que se realiza en las mezquitas y dura alrededor de una hora y media o dos hasta el momento de la comida antes del amanecer. Las noches se avivan con las oraciones, y las personas se esfuerzan en hacerlo durante estas diez noches, buscando haber pasado la Noche del Designio Divino adorando a Dios. El Profeta dijo:

Quien haya estado en oración durante la noche del Designio Divino, creyendo en Dios y esperando Su recompensa, todos sus pecados previos serán perdonados”. (Sahih Al-Bujari)

Ramadán es un mes de perdón, y la gente espera formar parte de aquellos que serán salvados del Fuego:

Dios elige quien será salvado del Fuego, y esto ocurre cada noche (de Ramadán)”. (Al-Tirmidhi)

Por esta razón, en Ramadán, la gente ayuna, reza, y busca la Noche del Designio Divino para ser perdonados por sus faltas y entrar al Paraíso.
‘Umrah (Peregrinación menor a la Meca) 
El Profeta animó a la gente a visitar la Ka’aba y realizar una peregrinación menor o ‘Umrah. Él dijo:

Realizar una ‘Umrah en Ramadán es igual a realizar una peregrinación (Hayy) conmigo”. (Sahih Al-Bujari)

De este modo, millones de personas van a la Meca para realizar la peregrinación menor, la mayoría en los últimos diez días para ganar la recompensa del Hayy y también para ser testigos de las oraciones frente a la Ka’aba, una experiencia estimulante para todo creyente. Se encuentran musulmanes de todas partes de mundo, de todas las culturas y razas, y todos se han congregado en el mismo santuario, ayunando a lo largo del día y adorando a Dios lo largo de la noche, todo para ganar la complacencia de su Creador.
 
Un Mes de Perdón 
Mencionaremos dichos Proféticos que hablan de diferentes tipos de adoración en Ramadán que son formas de alcanzar el perdón. Ayunar, la oración del tarawih, y rezar en la Noche del Designio Divino son todas formas de alcanzar el perdón de Dios.

Quien ayune en el mes de Ramadán creyendo en Dios y buscando Su recompensa, todos sus pecados previos serán perdonados.” (Sahih Al-Bujari)

Quien pase la noche en oración durante Ramadán creyendo en Dios y buscando Su recompensa, todos sus pecados previos serán perdonados”. Bujari)

Quien haya estado en oración durante la Noche del Designio Divino, creyendo en Dios y esperando Su recompensa, todos sus pecados previos serán perdonados”.

Ramadán en general es un mes de salvación del Fuego del Infierno:

Dios elige quien será salvado del Fuego (en Ramadán), y esto ocurre cada noche.” (Al-Tirmidhi)
 
Un Mes de Caridad 
Como ya se ha mencionado, la gente busca alimentar a otros para romper el ayuno y dona raciones de comida a familias necesitadas para el mes entero de Ramadán. Además de esto, las personas son más caritativas en general durante el mes de Ramadán, una caridad es considerada adoración por lo cual Dios lo recompensará generosamente. El compañero del Profeta, Abdullah b. Abbas, dijo:

El Profeta era la persona mas generosa, y era aun mas generoso en Ramadán”. (Sahih Al-Bujari)

Para incrementar las buenas acciones, algunos musulmanes eligen ofrecer su Zakaat[1], o caridad obligatoria anual, también durante este mes.
Retiro espiritual 
Existe un tipo especial de devoción en el Islam en el cual uno se dedica a la adoración en la mezquita por un periodo de tiempo, sea por un día o un mes, y pasa su tiempo recitando el Corán y alabando a Dios, otro entrenamiento para que una persona se acostumbre a vivir la vida rodeado de adoración a Dios. Al retirarse por un día de la rutina y satisfacer la adoración de Dios, aprende a ver las prioridades de su vida y le da menos importancia a la vida mundanal. El Profeta mismo, que Dios le de paz, practicaba este acto de devoción, llamado I’tikaaf, durante los últimos días de Ramadán. Ingresaba a la mezquita y se recluía en ella, ocupándose de varios tipos de adoración individual. 
Conclusión 
Como se puede ver, Ramadán es un momento especial para los musulmanes de todo el mundo. Es un mes de adoración en el cual los pecadores se arrepienten y regresan a Dios, y los creyentes rejuvenecen su fe. En un periodo de entrenamiento en el cual las personas se acostumbran a llevar una vida de acuerdo a los mandamientos de Dios y buscar Su Complacencia. Es un tiempo en el cual se fortalecen las relaciones con el Creador. Es un tiempo en el cual las personas se entrenan para realizar actos voluntarios de adoración además de los obligatorios. El mes de Ramadán es sin igual, y los sentimientos de los musulmanes en este mes son difíciles de explicar en palabras. Por esta razón, los compañeros del Profeta le pedían a Dios las bendiciones para alcanzar Ramadán seis meses antes de su llegada, y por seis meses después de su partida, buscaban perdón de Dios por sus defectos durante el ayuno. Le pedimos a Dios que acepte el ayuno y la oración de todos los musulmanes en este bendito mes, y que guíe a las otras personas para poder ayunarlo como musulmanes. 

 

 

 

 

 

 

eL iSLAM eS peRfectO


Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado Mi gracia sobre vosotros y he dispuesto que el Islam sea vuestra religión.)

Al-Maidah 5:3.


"Esta es la mayor bendición de Allah el Altísimo con esta Ummah, haberles completado su religión, para que no necesiten de otra religión fuera de ella, y a ningún otro Profeta, por ello es que Allah lo hizo el último de los Profetas, no hay algo lícito sin que lo haya hecho lícito y no hay nada ilícito sin que lo haya hecho ilícito, y no hay otra religión sino mas lo que Él legisló."

Ibn Kaziir
Tafsiir al-Quraan al-'Adiim (3/26).

martes, 8 de septiembre de 2009

Por 20 centimos

Un nuevo Imam había sido destinado a una Mezquita de los alrededores de Londres. Para ir a la ciudad tomaba todos los días el mismo autobús,a menudo con el mismo conductor.

Un día comprando el billete el conductor se equivoco y le dio de resto 20 céntimos de más. El Imam se dio cuenta del error una vez sentado mientras contaba las monedas en su mano. Se dijo a si mismo que debía devolver los 20 céntimos al conductor, pero a continuación una voz en su interior le susurro que era una suma ridícula y que el conductor se reiría de él. Después de todo, la empresa de transportes gana normalmente mucho dinero y 20 céntimos no afectarían a sus cuentas. Se dijo que se los podría quedar y considerarlos como un regalo del cielo.

Llegado a su parada el Imam se levanto y en ese momento cambio de opinión. Antes de bajarse del autobús se acerco al conductor y le devolvió los 20 céntimos diciéndole:


“Me los ha dado de mas”. 
El conductor sonrío y le respondió: 
“¿Usted es el nuevo Imam de la Mezquita verdad? De hecho hace tiempo que estoy pensando en ir a visitarla pues quiero conocer el Islam. Le he dado el resto de mas intencionadamente, para ver cual era su reacción”. 
Bajando del autobús el Imam sintió sus piernas flaquear. Tuvo que apoyarse a un árbol para no caer, y levantando sus ojos en lagrimas al cielo exclamo: 
“ Oh Allah, he estado a punto de vender el Islam por 20 céntimos!!!" 
Musulmanes, fuera de la tierra del Islam estais en el punto de mira. Sois embajadores del Islam. Puede ser que vosotros seais la primera imagen concreta del Islam para muchos no musulmanes. Debeis estar a la altura.
No deshonoreis la Umma de Muhammad (saws).
No olvideis nunca que a traves de vosotros se juzga el Islam.